El Agnosticismo

El filósofo inglés de siglo XIX Thomas Henry Huxley (1825-1895) es el creador del término -agnosticismo- como doctrina filosófica.

-Agnosticismo- significa literalmente que -no se sabe- o -no se pretende saber-.

Se opone a la pretensión de saber lo que no se sabe.

El agnosticismo se contrapone a las doctrinas que afirman que es posible saber más cosas de las que permite saber la ciencia y no pretende ir más allá de los límites que impone el conocimiento científico.

Como los dogmas de las religiones y de la metafísica van más allá de los límites de la ciencia, están fuera de toda posibilidad de conocimiento.

El agnosticismo usa el método científico basado en la experiencia y el razonamiento basado en la experiencia y no se pronuncia sobre cuestiones religiosas o metafísicas.

Por ejemplo, afirma que no sabe si Dios existe o no, pero no afirma que Dios no existe.

El agnosticismo afirma que es incognoscible toda supuesta realidad trascendente y absoluta, es decir, lo «incognoscible».
El agnosticismo, por tanto, se opone al teísmo que pretende tener un conocimiento de Dios como realidad trascendente y absoluta.

El agnosticismo puede entenderse de dos formas:
1. no puede conocerse lo Absoluto, lo trascendente, la realidad en sí, el nóumeno, etc.
2. toda cuestión relativa a esta supuesta realidad carece de sentido.

El agnosticismo que afirma que no puede conocerse lo Absoluto, lo trascendente, la realidad en sí, el nóumeno, etc. rechaza desde la perspectiva racional las proposiciones o afirmaciones religiosas o metafísicas; pero puede aceptarlas como no racionales, es decir, como un sentimiento o creencia que aspira al consuelo espiritual.

Para el «agnosticismo radical» -el agnosticismo que afirma que toda cuestión relativa a una supuesta realidad de lo Absoluto, lo trascendente, la realidad en sí, el nóumeno, etc. carece de sentido- no es admisible dar ninguna respuesta de ninguna clase –incluyendo respuestas emotivas o basadas en el sentimiento- a cualquier pregunta sobre una realidad trascendente a la experiencia ya que la pregunta sobre lo trascendente debe eliminarse porque no pertenece al lenguaje cognoscitivo; es decir, no pueden haber enunciados o afirmaciones sobre algo incognoscible porque no tienen sentido ya que no pueden verificarse o falsarse.

El agnosticismo radical identifica «proposición cognoscible» con «proposición significativa» y afirma que una proposición incognoscible no tiene significación; por tanto, hay que renunciar a saber lo que está más allá de las posibilidades del conocimiento científico entendido como el conjunto de las proposiciones significativas.

*****
Os recuerdo que como profesor de filosofía asesoro en:

TRABAJOS, INVESTIGACIONES, TESINAS, TESIS: asesoro a quienes tienen que realizar trabajos, investigaciones, tesinas, tesis, etc. de filosofía y otras disciplinas de humanidades (sociología, políticas, historia, etc.).

REALIZACIÓN DE ENSAYOS Y ARTÍCULOS: asesoro a todas aquellas personas que están interesadas en realizar un ensayo relacionado con la filosofía o las humanidades; se trata de cuestiones metodológicas, de fuentes, etc. También a quienes quieren realizar un artículo.

Para contactar conmigo:
• 637 965 368
• filosofo220560@gmail.com

About The Author
-