kant: el deber de la moral

  1. Crítica de las éticas materiales
  1. Una ética formal
  1. Una ética del deber
  1. El imperativo categórico
  1. Libertad, inmortalidad y existencia de Dios

—————————————————————————————————————

  1. Crítica de las éticas materiales

En la historia de la ética, la ética de Kant se diferencia de todas las anteriores que son éticas materiales y se caracteriza porque es una ética formal.

Hasta Kant, todas las éticas habían sido éticas materiales; con Kant se inicia la ética formal que tan decisiva ha sido en la modernidad.

Las éticas materiales se caracterizan porque:

  1. parten de que hay bienes -o cosas buenas para el hombre- y comienzan por determinar de entre todos los bienes el bien supremo o fin último del hombre –felicidad, placer, etc.; y
  1. determinado el bien supremo establecen unas normas o preceptos para alcanzar ese bien supremo

Para las éticas materiales, la bondad o maldad de la conducta depende del bien supremo:

  1. es bueno lo que acerca a la consecución del bien supremo, y
  1. es malo o reprobable lo que aleja del bien supremo.

Se dice que una ética material es aquella que tiene <<contenido>> en un doble sentido:

  1. porque establece un bien supremo –por ejemplo, en la moral del epicureismo el bien supremo es el placer; y
  1. porque dice lo que ha de hacerse para conseguir el bien supremo; sus preceptos establecer determinadas conductas concretas a realizar –por ejemplo, en la moral del epicureismo se establecen preceptos que determinan lo que ha de hacerse: <<no comer en exceso>>, etc.).

Kant critica las éticas materiales por tres razones:

  1. Porque las éticas materiales son empíricas o a posteriori, es decir, porque su contenido está extraído de la experiencia y, por tanto, sus principios o imperativos no pueden ser universales ya que lo que procede de la experiencia no puede ser universal.
  1. Porque los preceptos de las éticas materiales son hipotéticos o condicionales como medios para un fin y no valen absolutamente o no son universalmente válidos.
  1. Porque las éticas materiales son heterónomas, es decir, el sujeto no se da a sí mismo la ley sino que recibe la ley desde fuera de la propia razón o es determinado a obrar por el deseo o la inclinación.
  1. Una ética formal

Las éticas materiales son empíricas  -y, en consecuencia, no pueden ofrecer principios universales- tienen imperativos hipotéticos y son heterónomas.

Una ética universal:

  1. No puede ser empírica, sino a priori;
  1. No puede basarse en imperativos hipotéticos, sino en imperativos categóricos o absolutos; y
  1. No puede ser heterónima, sino autónoma, es decir, el sujeto ha de darse a sí mismo la ley o ha de determinarse a sí mismo a obrar.

En resumen, una ética universal –y racional- no puede ser material, sino formal.

Una ética formal es una ética vacía de contenido o que no tiene contenido en dos sentidos:

  1. No tiene contenido porque no establece ningún bien o fin; y
  1. No tiene contenido porque no dice lo que hemos de hacer, sino cómo debemos obrar, es decir, la forma en que debemos obrar.
  1. Una ética del deber

Una ética formal:

  • No establece lo que hemos de hacer,
  • Sino que establece cómo debemos obrar.

Según Kant, el hombre actúa moralmente cuando actúa por deber.

El deber es la necesidad de una acción por respeto a la ley.

El deber es el sometimiento a una ley:

  • No por la utilidad o la satisfacción que proporcione el cumplimiento de la ley,
  • sino por respeto a la ley.

Kant distingue tres tipos de acciones:

  1. Acciones contrarias al deber;
  1. Acciones conforme al deber, pero no por deber; y
  1. Acciones por deber.

Sólo las acciones por deber tienen valor moral.

Para aclarar la diferencia entre acciones por deber y acciones  conforme al deber, pero no por deber Kant pone el ejemplo de un comerciante que no cobra precios abusivos a sus clientes:

  1. Si no cobra precios abusivos para asegurarse la clientela, la acción es conforme al deber, pero no por deber;
  1. Si no cobra precios abusivos pero no como un medio para conseguir un propósito o fin, sino como un fin en sí mismo actúa por deber.

Para Kant, el valor moral de una acción:

  • No está en un fin o propósito,
  • Sino en que la máxima o móvil que determina la acción sea el deber.
  1. El imperativo categórico

Para Kant, cuando se sigue un imperativo categórico se obra moralmente.

Kant ofrece diferentes fórmulas del imperativo categórico:

  1. Obra sólo según una máxima que puedas querer que se convierta en ley universal.
  1. Obra de tal modo que uses a la humanidad tanto en tu persona como en la persona de cualquier otro, siempre como un fin al mismo tiempo y nunca meramente como un medio.

En la primera fórmula del imperativo categórico -obra sólo según una máxima que puedas querer que se convierta en ley universal- vemos que la ética de Kant tiene un carácter formal porque el imperativo categórico:

  • No establece ninguna norma concreta,
  • Sino la forma que ha de tener cualquier norma concreta o máxima.

Cualquier norma o máxima ha de poder convertirse en norma para todos los hombres o ley universal.

En la primera fórmula del imperativo categórico también apreciamos la universalidad de la moral racional de Kant.

En la segunda fórmula del imperativo categórico – obra de tal modo que uses a la humanidad tanto en tu persona como en la persona de cualquier otro, siempre como un fin al mismo tiempo y nunca meramente como un medio- también se observa que es formal y universal.

La diferencia con la primera fórmula del imperativo categórico está en que incluye la idea de fin.

Para Kant, el hombre –en tanto que ser racional- es lo único que es fin en sí mismo y, por tanto, no ha de ser utilizado nunca meramente como un medio.

  1. Libertad, inmortalidad y existencia de Dios

Para Kant, la libertad, la inmortalidad del alma y la existencia de Dios –las cuestiones más importantes de la metafísica- no pueden ser cuestiones conocidas por la razón teórica o por la ciencia porque no son fenómenos que se den la experiencia. Son asuntos que corresponde estudiar a la razón práctica o razón moral.

Según Kant, la libertad, la inmortalidad del alma y la existencia de Dios son postulados de la razón práctica o de la moral.

Un <<postulado>> es algo que:

  • no es demostrable,
  • Pero es supuesto necesariamente como condición de la moral.

La exigencia moral de obrar por respeto al deber supone la libertad, es decir, la posibilidad de vencer las inclinaciones, deseos, etc. y obrar por respecto al deber.

La razón ordena aspirar a la virtud, es decir, a la concordancia perfecta y total de la voluntad con la ley moral.

Esta perfección es inalcanzable en una existencia limitada y sólo es posible en un proceso infinito que exige una duración infinita, es decir, que exige la inmortalidad.

La disconformidad que hay en el mundo entre el ser y el deber ser exige la existencia de Dios como realidad en la que ser y deber ser se identifican y en quien se da una unión perfecta de virtud y felicidad.

*****

Os recuerdo que como profesor asesoro en:

TRABAJOS, INVESTIGACIONES, TESINAS, TESIS: asesoro a quienes tienen que realizar trabajos, investigaciones, tesinas, tesis, etc. de filosofía y otras disciplinas de humanidades (sociología, políticas, historia, etc.).

REALIZACIÓN DE ENSAYOS  Y ARTÍCULOS: asesoro a todas aquellas personas que están interesadas en realizar un ensayo relacionado con la filosofía o las humanidades; se trata de cuestiones metodológicas, de fuentes, etc. También a quienes quieren realizar un artículo.

Para contactar conmigo:

teléfono:  637 965 368

correo: filosofo220560@gmail.com

About The Author
-