Entrevista a Javier Domeneche Nohales

Los Milagros de San Vicente Ferrer, conocidos popularmente y por sus autores como Miracles de Sant Vicent Ferrer (nombre en valenciano), son representaciones teatrales infantiles que se realizan en las calles de Valencia, en unos escenarios artesanales decorados con temática religiosa conocidos como Altars de Sant Vicent (altares de San Vicente).

Los niños interpretan, con ropas de época, distintos milagros realizados por San Vicente Ferrer.

Algunos autores los califican como una «ignorada joya del teatro infantil español».

Las representaciones se realizan durante las fiestas patronales del santo y siempre tienen como pieza argumental algún milagro. Entre las características de las representaciones se encuentran que están protagonizadas por niños (carácter infantil), poseen un interés monográfico por la figura de San Vicente Ferrer y en ellas se presenta el tema religioso con aire de exaltación cívica.

Estarían relacionados con otras tradiciones similares del ámbito europeo como el canto de Sibila, canto de los tropos, la fiesta del obispillo, las rocas o entremeses. Pero los Milacres son auténticas obras de teatro, por su estructura y desarrollo como espectáculo.

El interés por la figura de San Vicente vendría dado por la popularidad que alcanzó en la ciudad el Santo Patrono del Reino de Valencia y por el papel que representó en vida, tanto en el terreno cívico como político, y como símbolo de los ideales político-religiosos de las gentes del Reino de Valencia, así como que éste viva en el período de esplendor del mismo.

Actualmente las fiestas vicentinas siguen siendo unas de las más importantes de la ciudad junto con las Fallas y el Corpus. Desde el viernes (San Vicente se celebra siempre el lunes después de Pascua), los actos se van sucediendo en los distintos altares, ceremonias religiosas en las parroquias, procesiones, cenas de hermandad, fuegos artificiales y las citadas representaciones como eje principal. El concurso donde se elige el mejor «milacre» del año es organizado por la centenaria entidad Lo Rat Penat, que participa también con autoridades municipales en la entrega de premios.

About The Author
-